Aspartamo, el sustituto más popular del azúcar

img
  • 05 Mayo 2018
  • Comentarios

El Aspartamo es el sustituto del azúcar más usado en la Industria Alimentaria abarcando hasta el 60% de la cuota del mercado mundial de los edulcorantes. Pero aún siendo tan consumido y popular a nivel mundial recibe anualmente muchas denuncias de consumidores presentadas a la FDA (Food and Drug Administration) de EEUU por los efectos secundarios sufridos.


El Origen del Aspartamo

En los años sesenta James Schlatter, investigador de una multinacional farmacéutica, estaba realizando unos test en su laboratorio en búsqueda de una solución para las úlceras gastrointestinales cuando por accidente derramó un poco de la sustancia sobre su mano. Cuando lamió sus dedos se dio cuenta que esa sustancia era extremadamente dulce. Dos decadas después se hizo popular y se comercializó con el nombre de Aspartamo.

El Aspartamo es un compuesto presentado en forma de polvo, sin olor y de color blanquecino que endulza los alimentos sin aporte de calorías. Como hemos dicho es el edulcorante más usado en la Industria y está presente en dulces, refrescos y todo tipo de alimentos. Su popularidad se debe a que es hasta 200 veces más dulce que la sacarosa y sin aporte de calorías, lo que le hace ideal para una dieta sustitutiva del azúcar según las industrias. Su identificador en Europa es el E-951.

Los componentes del Aspartamo

Está formado por tres componentes: fenilalanina, metanol y ácido aspártico.

La absorción de estos tres componentes en el organismo es rápida y su excrección es lenta siendo por lo tanto acumulativa. El aspartamo está formado por un éster metílico N-(L-α-Aspartil)-L-fenilalanina. Cuando el organismo ingiere aspartamo rapidamente lo transforma en fenilalanina, ácido aspártico y metanol. Durante la metabolización el metanol es transformado en formaldehído, un compuesto que la Organización Mundial de la Salud advierte y considera cancerígeno desde el año 2004.

El otro compuesto a juicio es la fenilalanina, metabolito que en exceso da lugar a diarreas, nauseas, vómitos y nerviosismo. Tanto el ácido aspártico como la fenilalanina son neurotóxicos y tienen la propiedad de atravesar la barrera hematoencefálica. Mediante varios estudos ambos compuestos han sido relacionados con la aparición de migrañas, convulsiones y síndrome de fatiga crónica.

El aspartamo, E-951, es ampliamente usado por las Industrias en diversidad de productos, refrescos, helados, zumos, chicles, bollería industria, yogures e incluso en excipientes para productos de farmacia. Si miramos cualquier producto "Light" o "Zero" que tengamos en nuestra casa es muy probable que encontremos este edulcorante formando parte de sus ingredientes. Según los últimos estudios y visto su gran uso en la Industria una persona de media podría llegar a consumir de 2 o 3 mg / kg cada día de aspartamo.

La polémica sobre el Aspartamo y sus efectos

El Aspartamo es el edulcorante más conocido y presente en nuestros alimentos lo que le situa en el foco de todas las críticas. Son muchas las opiniones contrarias sobre este asunto. Hay estudios que lo defienden como el apropiado sustitutivo del azúcar tomado en sus dosis recomendadas y por el contratio otros lo atacan a muerte incluso pidiendo su prohibición por la existencia de una sustancia adictiva que podría llegar a causar cáncer.

Algunos expertos no se fían de los informes que hablan sobre la seguridad de la ingesta de este edulcorante afirmando que probablemente esos laboratorios cuenten con la financiación de la industria. Por el contrario los análisis realizados por clínicas privadas nos dan otra versión, bien diferente a los organismos oficiales, alertándonos sobre sus posibles efectos.

Los primeros informes que alertaban sobre la toxicidad del consumo continuado del aspartamo datan de 1984. Un estudio realizado en la Universidad de Miami concluyó que las personas que consumían refrescos con aspartamo a diario eran más propensos a contraer enfermedades vasculares en comparación a los que no ingerian ninguno.

La FDA de EEUU ha reportado hasta 92 casos médicos derivados del consumo excesivo de Aspartamo, dolor abdominal, migrañas, mareos y urticaria. Además de estos casos más comunes reportados se han hecho estudios que confirman que el aspartamo altera la cantidad de aminoácidos en sangre, reduciendo los niveles de hormonas como la dopamina y la tirosina, esenciales para las funciones normales de nuestro organismo. Los informes indican que el consumo continuado de aspartamo puede tener las siguientes reacciones, pérdida de audición, ansiedad, migrañas, ceguera, epilepsia, convulsiones, depresión, taquicardia y palpitaciones, además del posible linfoma o cáncer.

El Aspartamo está contraindicado para pacientes que sufren de fenilcetonuria donde carecen de una enzima encargada de metabolizar la fenilalanina en sangre. La acumulación de esta sustancia en sangre es tóxica para el sistema nervioso central produciendo serios daños cerebrales. Al rededor del 2% de la población mundial presentan los genes responsables de esta enfermedad.

Algunos ensayos con humanos y ratas

Ensayo con 1800 ejemplares de ratas

Morando Soffritti, cientifico italiano e investigador de la European Ramazzini Foundation of Oncology and Environmental Sciences de Bolonia, realizó un estudio con el Aspartamo. El laboratorio de Soffritti tiene gran prestigio a nivel mundial pues en un proyecto anterior descubrieron las propiedades cancerígenas de un aditivo usado en los carburantes lo que impulsó la prohibición de su uso en 21 estados de EEUU.

Para el estudio con este edulcorante Soffiti uso 1.800 ratas y las alimentó con una dosis 20 mg/kg de peso corporal de aspartamo durante toda su vida. Los resultados fueron que las hembras desarrollaron linfoma y leucemia, algo que no se dio en los machos. Las ratas que tomaron 4mg/kg de peso mostraron la tendencia a sufrir estos tipos de cáncer. La equivalencia de 20mg/kg en una mujer de 55kg sería tomar tres latas de refresco con aspartamo diariamente.

Las conclusiones de este estudio fueron que el aspartamo es un agente cancerígeno en potencia aún en dosis bajas de 20mg/kg de peso corporal diaria, una cantidad menor a las recomendaciones dadas por la FDA (50 mg/kg de peso corporal) y la UE (40 mg/kg).

Ensayo con 28 estudiantes universitarios

En la Universidad de Dakota del Norte se hicieron varios estudios para probar la seguridad del aspartamo en humanos y durante un corto período de tiempo con tan solo una ingesta de la mitad de lo admitido como seguro por las instituciones. Se reclutaron a 28 estudiantes universitarios con buena salud para someterles a un ensayo de 4 semanas de duración. Los jóvenes recibian 3 comidas y 2 colaciones durante 8 días, con una cantidad de 25 mg/kg de peso por día de aspartamo. Tras finalizar esta primera fase fueron sometidos durante 15 días a una nueva dieta con menor cantidad de aspartamo, 10mg/kg de peso y día.

Los investigadores percibieron que las habilidades de orientación espacial de los universitarios cuando tenían la dieta alta de aspartamo eran sustancialmente menores que cuando fueron sometidos a una dieta con pequeñas cantidades. Dos de los jóvenes experirementaron un deterioro de la memoria importante. Otros muchachos experimentaron depresión y un estado de ánimo más irritable con signos de depresión leve. Todos ellos habían sido expuestos a dosis altas de este edulcorante, el aspartamo.

Prohibiciones de este aditivo

Las comunidades científicas no entienden que aún no se haya prohibido el consumo del aspartamo en las personas. Existen varios países en los que el uso de aspartamo en alimentación está prohibido, como en Islandia, Noruega, Filipinas y Japón. La mayoría de las autoridades sanitarias consideran que los resultados de los estudios publicados y que relacionan el aspastamo con la aparición de cáncer o esclerosis múltiple no son concluyentes.

El debate sigue abierto, ¿es o no seguro este aditivo?. Saca tus propias conclusiones.

¿SABÍAS QUE...?

Un estudio publicado en la revista "Apetite" en 2013 relaciona el consumo de aspartamao en exceso con un aumento de peso y desórdenes metabólicos como diabetes.

El Aspartamo en sus primeros ensayos dió evidencias de posibles daños para la salud con la muerte de algunos monos, pero gracias a la ayuda de Ronald Reagan y el nombramiento de un nuevo comisionado en la FDA fue aprobado su lanzamiento.

El aspartamo está hecho de los desechos de la bacteria E. coli genéticamente modificada que produce altos niveles de una enzima para obtener la fenilalanina.

El Aspartamo cruza la barrera de sangre en el cerebro produciendo daños severos y permanentes como epilepsia y Alzheimer.

Existen varias alternativas al consumo de edulcorantes artificiales, tales como la stevia. Existe un nuevo edulcorante que la FDA ha etiquetado de seguro, su nombre es la tagarosa. Es un edulcorante bajo en hidratos de carbono, tal y como la fructosa producida de forma natural, pero que se fabrica a partir de la lactosa de los productos lácteos.

Ahora está de moda el uso de azúcar de caña natural sin procesar o panela. Pero esta aunque sana nos aporta calorías.

Deja tu comentario