El Peligro de los aditivos añadidos en los alimentos

img
  • 23 Febrero 2018
  • Comentarios

Cuando nos hablan de los aditivos usados en los alimentos nos vienen a la mente varias preguntas de forma inmediata. ¿Para qué se usan?, ¿son malos?, ¿tienen efectos perjudiciales para nuestro organismo?, ¿cómo podemos saber de su presencia?, ¿por qué son tan usados y consumidos por todo el mundo sin son malos? y ¿por qué no están prohibidos si son malos para nuestra salud?.

Si durante una conversación entre varias personas alguien hablara sobre los aditivos de los alimentos recomendando que tengamos cuidado, que leamos los ingredientes de los productos y nos informemos, probablemente la gran mayoría presente le mirará y pensará que es un paranoico. A continuación alguien del grupo le responderá muy contundentemente, claro y entonces no comemos nada y nos morimos.

¿Por qué consumimos aditivos sin pararnos a pensarlo?

La respuesta de alguien que no haya leído nada sobre el tema es rápida y poco racional. Si todo el mundo los consume es que no serán tan peligrosos ¿no?

El ser humano es un animal de costumbres y hábitos, lo que psicologícamente se conoce como zona de confort. Nos gusta y nos da tranquilidad vivir dentro de un grupo y hacer lo que hace la mayoría sin correr riesgos, por lo que consumir aditivos y productos procesados industrialmente como es algo realizado por la gran mayoría lo hacemos sin pararnos a pensarlo. ¿Pero por qué todo el mundo lo hace?. La respuesta es sencilla, hay profesionales de marketing en las grandes empresas que se encargan de hacernos ver lo que quieren, además de existir intereses cruzados que hace que las empresas apoyen la introducción de más aditivos. Si por ejemplo vemos en la tele un anuncio de un producto 0% grasas o Light lo compraremos sin pensar que lleva añadido para mantener sus propiedas y sabor.

Si los aditivos alimentarios fueran peligrosos Sanidad lo advertiría, ¿no?

Es poco racional pensar que Sanidad tendría valor de bloquear a casi todos los grandes fabricantes industriales a nivel Internacional. Si vamos a google y hacemos algunas búsquedas veremos que las marcas que consumes a su vez pertenecen a grandes multinacionales y muchas de ellas son socias unas de otras. Hay grandes grupos industriales que contienen muchas marcas en distribución lo que hace que el mercado esté copado por unas pocas grandes empresas relacionadas entre sí. Además si investigamos un poco más a fondo veremos que algunos de los altos cargos que dirigen esas empresan han ocupado, u ocupan actualmente, cargos de responsabilidad en los organismos oficiales del estado que regulan las leyes sobre la seguridad alimentaria.

¿Qué son los aditivos alimentarios?

Son sustancias naturales o sintéticas que se añaden a los alimentos y bebidas para modificar y conservar sus características. Se dividen en categorías como,colorantes, conservantes, antioxidantes, emulsionantes, potenciadores del sabor, edulcorantes sintéticos... y son ingeridos por ti a diario en cada producto industrial que consumes.

¿Para qué se usan?. Tipos de aditivos.

Tienen múltiples usos dependiendo de su categoría, pero su función principal es evitar el deterioro de los alimentos, mantener su valor nutritivo, mejorar y garantizar su textura consistencia y aspecto de los alimentos.

Conservantes

Son aquellos aditivos que se usan por sus propiedades conservantes que evitan el deteriodo de los alimentos y la proliferaciín de los microorganismos que deteriorían los alimentos. Quizás estos son los más familiares para todos nosotros porque los vemos a diario en cualquier producto fresco y envasado. En este grupo destacan los ácidos y los controvertidos nitritos o nitratos en embutidos.

Aromatizantes

Son aquellos aditivos que se añaden con el fin de mejorar el aroma y en definitiva sabor de los alimentos. Como regla general suelen provenir de productos de origen vegetal y suelen usarse en bollería, comidas preparadas y vinos.

Colorantes

Son los aditivos que tienen la misión de dar una mejora visual al aspecto del producto alzando su colorido. Tienen su origen en el medio natural (azafrán y clorofila) o sintéticos (eritrosina o la tartracina)... Los colorantes tienen una mala fama por ser responsables de muchos problemas de salud.

Antioxidantes

Son los aditivos usados en productos para evitar su oxidación, su mal aspecto y pérdida de propiedades. Su origen puede ser natural o sintético. Mediante el uso de estos aditivos evitamos que la grasa del producto se oxide y son usados en alimentos frescos, frutas trocesadas y envasados siendo destacables los acídos lácticos y cítricos.

Estabilizantes, espesantes, gelificantes y emulsionantes

La finalidad de uso de estos aditivos es buscar diferentes texturas y consistencias en los mismos alimentos que como resultado final en boca sean muy diferentes. Nos permiten espesar un líquido así como crear geles y emulsiones. Por lo general no son aditivos fácilmente digeribles y podemos resaltar las pectinas y el sorbitol.

Acidulantes

Este tipo de aditivos son usados principalmente como reguladores de la acidez de un producto y además tienen la propiedad de poder cambiar el salor del producto final. Podemos resaltar los sulfatos como sódico y cálcico muy usados en refrescos.

Potenciadores del sabor

Son todas aquellas sustancias empleadas para potenciar el sabor de un alimento sin añadir un sabor característico. El más conocido es el glutamato usado en múltiples productos.

Edulcorantes

Este es el aditivo más familiar y más usado para una persona ajena a este mundo. Su función principal es endulzar un producto sin aportarle calorías. La sacarina y el aspartamo son los más conocidos, junto con la stevia de origen natural.

Almidones modificados

Son todas aquellas sustancias usadas en la elaboración de un producto cuya misión principal es manterner unidos ciertos productos que de por sí sería muy díficil su mezcla.

¿Cómo podemos identificarlos?.

De acuerdo a la ley actual Europea sobre el etiquetado de un producto todos los ingredientes usados en la elaboración de un producto deben venir descritos en su etiqueta. Pueden venir en forma númerica encabezada por una E, o bien, mediante la descripción en texto del propio aditivo. Es decir, si cogemos un envase y leemos su etiqueta veremos la cantidad de aditivos que nos vamos a tomar. Veremos que puede haber muchos juntos.

E-ABC(i), por ejemplo, el E-100 (i), Curcumina

- La letra E nos indica que es un aditivo aprobado por la UE.
- La letra A nos indica el grupo del aditivo en este caso se trata de un colorante al ser el 1.
- Las letras B y C nos dan el número completo del aditivo.
- En algunos aditivos podemos tener (i, ii, iii, iv...) que nos hace relación a su composición química dentro de la misma familia.

¿Qué hacen los aditivos en tu cuerpo?

Según varios estudios realizados por laboratorios independientes el consumo de aditivos alimentarios aumentan el riesgo de sufrir hiperactividad genética, cáncer, trastornos gastro intestinales y esclerosis múltiple en los sustitutivos del azúcar.

Son muchos los estudios que hablan del riesgo del consumo de aditivos para nuestra salud, sin embargo las multinacionales están tranquilas al respecto porque saben que es muy complicado demostrar que la ingesta de una dosis pequeña de un aditivo cause una enfermedad concreta y determinada. El período de análisis es corto por lo que no se puede saber cómo puede afectar un aditivio a largo plazo a tu organismo. Recordemos que durante la historia de la alimentación undustrial hay productos que eran seguros y que posteriormente fueron retirados forzosamente.

¿Qué ocurre cuando ingerimos muchos aditivos en pequeñas cantidades cada día?

Científicos reconocidos, periodistas de investigación y varios colectivos profesionales sin relación a los intereses comerciales concluyen que el consumo diario de aditivos está relacionado con enfermedades como esclerosis múltiple, obesidad, hiperactividad, diabetes, alergias, fallos del sistema inmunológico, autismo, colesterol, enfermedades del corazón, enfermedades degenerativas, Alzheimer, enfermedades gastro intestinales y cáncer.

No conocemos los efectos secundarios que tienen esos aditivos ni que relacion existe con la mezcla de varios aditivos en un mismo producto. Son muchos los estudios que puedes consultar por google acerca de los aditivos por sí solo y lo dañinos que son para nuestro organismo, sin embargo, son pocos los que existen analizando la interrelación de dos de ellos o más entre sí.

¿Cómo conocer los aditivos y las sustancias tóxicas?

Muy fácil. En esta web te ponemos fácil el acceso a la información. Mira el envase de tu etiqueta, cualquier descriptivo que no entiendas, código numérico por ejemplo e-407, usa nuestro buscador desde aquí y te dirá todo lo que necesitas saber. Como te dijimos al principio nosotros te informaremos y tu ya decidirás que comprar o ingerir, pero sabiendo lo que comes.

¿SABÍAS QUE...?

Como regla general los códigos de los aditivos te indicarán al grupo que pertenecen.
E-1xx Colorantes, E-2xx Conservantes, E-3xx Antioxidantes, E-4xx Emulgentes, estabilizantes, espesantes y gelificantes, E-5xx Agentes antiaglomerantes, ácidos, bases y sales, E-6xx Potenciadores del sabor, E-901 a E-904 Agentes de recubrimiento, E-950 a E-967 Edulcorantes

Estos son algunos aditivos comunes: Ácido Ascórbico (E-300), Nitrito de Sodio (E-250), Lecitina (E-322), Aspartamo (E-951), Sacarina (E-954), Glutamato monosódico (E-621), Ácido carmínico (E-120) y Curcumina (E-100i)

Si consumes un aditivo en un alimento de forma puntual no existe un riesgo grave. El problema viene cuando lo consumes de forma habitual y mezclando gran variedad de ellos.

Existen otros aditivos que aún no siendo alimentarios son perjudiciales. Los Parabenos, conservantes antimicrobianos usados en cosmética y farmacia, son responsables de muchas reacciones alérgicas y sospechocos de relación con cánceres porque actúan contra el estrógeno, hormona sexual femenina, mediante la disrupción endocrina. Triclosán, agente químico antibacteriano, generalmente se usa para las pastas de dientes y se relaciona con alteración hormonal y resistencia a los antibióticos.

Deja tu comentario