Orden de los Ingredientes en el etiquetado de los alimentos

img
  • 23 Febrero 2018
  • Comentarios

Por ley todos los productos comercializados en los supermercados deben tener impresos un listado detallado de los ingredientes que lo componen. Aparentemente dichos descriptivos no siguen un orden alfabético por lo que podríamos pensar que el orden de los ingredientes que aparecen en el etiquetado del producto no sigue ningún patrón y es puro azar. Pero no es así, sigue leyendo este artículo y conoceras los trucos que utilizan los fabricantes para confundir al consumidor


Orden de los ingredientes. ¿En qué se basa?

El orden de los ingredientes determina la cantidad presente del mismo en el producto final. En pocas palabras, cuanto más importante sea el ingrediente antes aparecerá en el listado. Entonces teniendo en cuenta esto siempre los primeros ingredientes son los que más abundan en el producto. Y es muy importante tenerlo en cuenta.

Vamos a interpretar tres ejemplos y analizaremos sus etiquetas. Utilizaremos tres marcas muy conocidas por todos vosotros, solo hay que echarle un poquito de imaginación.

Orden de los ingredientes en un preparado de Cacao

Imaginaos que estamos preparando un rico desayuno a nuestros hijos que incluye zumos naturales, cereales y un vaso de leche. Pero al pequeño no le gusta la leche sola así que le vamos a añadir unas cucharadas de una crema de Cacao conocida en el mercado.

Para los que no sepan que es un preparado de Cacao, digamos que son unos polvos con aroma a chocolate que sirven para aportar colorear el producto al que se añade, por ejemplo la leche.
Analizando la etiqueta encontramos en la primera posición el Azúcar. Que raro, ¿no?, alguno pensaría ¿no deberia llevar más Cacao que otra cosa?. Pues no. El cacao, desgrasado en polvo, va en segunda posición. En resumen, este producto no chocolatea tu leche, si no que la llena de azúcar.

Orden de los ingredientes en un Zumo con leche

Este tipo de formato entró con fuerza en nuestros supermercados dejando a un lado el zumo convencional para aportar a nuestros pequeños una dosis de zumo y leche añadida. La idea es buena y atrayente, pero, analicemos los ingredientes. Su primer ingrediente es agua y el segundo leche en un 10%. ¿Y el zumo?, es el tercer ingrente en un 7%. La pregunta que os estáis haciendo todos es, pero entonces es agua con un poco de leche y zumo, ¿no?. Si, añadiendo edulcorantes y varias cosas más.

Orden de los ingredientes en unas pastillas de pollo

Este me lo he dejado para el final. Vamos a hacernos un caldito de pollo, que si hace frío sienta tan rico. Usaremos unas pastillas de caldo de pollo que nos aportará proteínas del pollo.
Si revisamos los ingredientes impresos en la caja nos encontramos en las primeras posiciones sal, potenciadores de sabor, almidones y grasa de palma. ¿Y el pollo?. Si sí, aparece casi al final y solo 1%, pero ¿eh?, que es de corral, calidad… se me han quitado las ganas de hacerme una sopa rápida, ¿y a vosotros?.

Conclusiones Finales

Como veis leer las etiquetas es fundamental para saber lo que comemos, siempre estará en nuestro poder decidir lo que queremos ingerir pero sin que seamos engañados. El fabricante cada vez conoce mejores trucos para engañarnos y nosotros debemos estar al tanto para no caer en sus artimañas.
De todos es conocido que la gente valora el contenido en azúcar pero al final los fabricantes hacen su truco etiquetando por ejemplo 10 gr de azúcar que aparecía en las primeras posiciones como fructora 6gr, azúcar 3g y por ejemplo sucralosa 1g. Todos estos productos son azúcares pero que colocados de esa forma se esconden al consumidor final que puede pensar que el azúcar está en las posiciones bajas pero finalmente su aporte es de 10g al organismo.

Deja tu comentario