La Informacion Nutricional en los productos envasados

img
  • 23 Febrero 2018
  • Comentarios

La Información nutricional en el etiquetado de un producto elaborado nos ayuda mucho a la hora de controlar la cantidad de sal, grasas o azúcares que ingerimos con cada producto. Existen ciertas pautas o valores que debemos saber identificar a la hora de interpretar las etiquetas de los alimentos.


¿Qué debemos tener en cuenta al leer una etiqueta?

Como ya vimos en anteriores temas, valorar quien hace el producto y su origen, los ingredientes incluidos en nuestro producto además de su fecha de caducidad son los tres puntos fundamentales a controlar. Ahora bien, añadiremos los valores nutricionales a este listado para tener un completo control sobre lo que ingerimos.

Tamaño de la Porción: Va en relación directa al tamaño de la ración que deberíamos ingerir. Sin embargo hay que tener en cuenta que dependiendo del tipo de producto en algunos casos ingeriremos una parte menor a una porción y por el contrario hay otros, como los snacks, donde ingeriremos una parte mucho mayor que la porción mostrada en el etiquetado.

Kcal o valor energético: Valora el aporte de energía de la porción en cuestión. Evidentemente si hemos consumido más cantidad que una porción tendremos que calcular el valor energético total en base a las porciones tomadas. Como regla general el aporte calórico viene en relación por cada 100 gramos de producto. Por lo tanto un producto que no excesa de 100 Kcal por cada 100g se supone que no es malo, sin embargo, si tuviera 200Kcal por cada 100g tendremos un producto de gran cantidad de calorías para nuestra dieta.

Grasas: Este campo es fundamental si tenemos problemas de salud, colesterol, problemas cardiovasculares... De nuevo este campo irá en relación a la porción, como regla general por cada 100g. Los expertos recomiendan que nunca exceda del 30% pues sería un producto muy grasiento. Si lo que buscamos es una dieta baja en grasa el producto no deberá de tener más de 10g por cada 100g. Otro valor importante asociado a la cantidad de grasas, sobretodo cuando este valor es elevado, es conocer el tipo de grasas que la componen. Tendremos que evitar un alto contenido en grasas saturadas o hidrogenadas (trans) si queremos mantener nuestro corazón saludable y bajar el colesterol. Por el contrario un producto que tenga ácidos grasos monoinsaturados o poliinsaturados será recomendable y beneficioso para nuestro organismo

Hidratos de carbono: Su relación vendrá como las anteriores por cada 100g. Es en este apartado donde suelen detallarse la cantidad de azúcares del producto que no deben exceder como regla general al 10% para que sea un producto saludable. Por lo general el etiquetado suele diferenciar entre hidratos complejos e hidratos simples o azúcares. Pero en algunos casos el fabricante oculta la información en esta parte del azúcar y podremos mirar directamente en los ingredientes para valorar si hay azúcar, fructosa o sacarosa. Debemos reducir su ingesta en caso de tener problemas de diabetes o triglicéridos elevados.



Otros datos a considerar de la Información Nutricional

A parte de las calorías y los macronutrientes debemos considerar otros datos del etiquetado nutricional que pueden ayudarnos a lograr una alimentación saludable.

Fibra: La cantidad de fibra en un producto nos indica directamente el índice glucémico del alimento. En pocas palabras nos indica cuanto tardará en subir nuestro indice de glucemia en el cuerpo indicando que nuestro organismo hará una digestión rápida o lenta de ese producto. Además la fibra tiene otros múltiples beneficios para nuestro organismo en relación con nuestra salud digestiva e intestinal, con nuestro sistema autoinmune y determina el nivel de saciedad que nos dará ese alimento tras su ingesta. Según los expertos debemos consumir unos 30g de fibra al día y como regla general un buen alimento deberá llevar 10g de fibra por cada 100g de producto.

Sodio: El sodio es especialmente importante en las personas con problemas de hipertensión y cardiovasculares que deben llevar una dieta baja en sodio. De nuevo este valor va indicado por cada 100g y los expertos recomiendan dietas bajas en sodio con aportes de 200mg por cada 100g. Un producto con aporte en sodio superior a 200mg por cada 100g es considerado alto en sodio. Los alimentos con aporte en sodio superior a 1g por cada 100g son considerados como alimentos muy ricos en sodio o salados.

Calcio: El Calcio es importante para el correcto funcionamiento de nuestro sistema neuromuscular, la salud de nuestros huesos y dientes. La relación del calcio viene en relación por cada 100g de producto y se considera que valores superiores a 100mg por cada 100g son considerados productos con fuente de calcio.

%VD o Porcentaje del valor diario

El Porcentaje de valor diario nos indica la relación del porcentaje de ingesta de ese alimento en relación a las recomendaciones de ingesta para una persona acorde a una dieta normal y cantidad de calorías.

Es decir, los expertos recomiendan que un adulto de edad media con complexión normal debe tener un aporte energético aproximado de 2000 Kcal y consumir cierta cantidad de sodio, calcio, grasas, azúcares... Tomando como relación este supuesto se muestra en la etiqueta un porcentaje del aporte que nos dará ese alimento en cada area. Por ejemplo un producto que nos de el 20% VD de Kcal quiere decir que el solo nos estará dando el 20% del aporte de calorías diarias para nuestro organismo, por lo que sería poco recomendable su ingesta si acabamos de comenzar el día y vamos a tener más excesos.

Interpretación de las etiquetas de los productos envasados.

Cada vez más los Departamentos de Marketing de las empresas hacen sus funciones mejor y nos encontramos con productos “bajos en sodio” o“bajos en azúcar” pero ¿realmente son lo que indican en el envase?. En esta web te vamos a enseñar a interpretar los valores para que saques tus propias conclusiones acerca del aporte de nutrientes en el etiquetado. Son reglas generales que te servirán de base para analizar los productos en base a sus cantidades.

Sodio:
• Si tiene 0.25g o menos de sal por cada 100g será considerado bajo en sodio.
• Si tiene 1g por cada 100g será considerado salado o alto en sodio.

Grasas totales:
• Si tiene 5g o menos de grasa por cada 100g será considerado bajo en grasa.
• Si tiene entre 5g y 20g por cada 100g tendrá cantidad moderada de grasa.
• Si tiene más de 20g por cada 100g será un producto muy graso.

Azúcares:
• Si tiene 2g o menos de azúcar por cada 100 gramos se considerá bajo en azúcares.
• Si tiene entre 2g y 10g por cada 100 gramos será moderadamente dulce.
• Si tiene 10 gramos o más de azúcar por cada 100 gramos será un producto con mucho azúcar.

Deja tu comentario