Azúcar, el dulce veneno malo para tu salud

img
  • 13 Noviembre 2018
  • Comentarios

El azúcar lleva viviendo en sociedad con nosotros muchos años siendo partícipe en nuestra dieta diaria pero ha sido recientemente cuando se ha convertido en uno de los peores ingredientes de nuestra vida. Según los últimos estudios de la OMS son muchos los efectos dañinos para nuestra organismo así como la aparición de enfermedades debido a su abuso.

El azúcar es el endulzante por excelencia que se puede encontrar formado por varios monosacáridos como la glucosa, la fructosa o la galactosa, o bien por endulzanntes complejos como la sucralosa, la lactosa o la maltosa entre otros. La sucralosa es un carbohidrato que forma parte natural de las plantas, por ejemplo la caña de azúcar, y está compuesto por dos compuestos simples, la fructosa y la glucosa.

El ser humano necesita de glucosa para vivir, pues el corazón y nuestro cerebro necesitan de ello para metabolizar y poder llevar a cabo la vida de nuestras células y organismo. Esta cantidad necesaria de glucosa la podemos obtener de frutas, verdudas, de los hidratos de carbono así como de alimentos ricos en azúcares sin necesidad de meter un aporte innecesario de azúcares sintetizados. El azúcar añadido está presente en todos los alimentos, desde mayonesas hasta galletas, lo tomamos desde que nacemos con la lactora y nos acompaña el resto de nuestra vida sin darnos cuenta. Es el compañero letal de viaje durante nuestra vida. Si pensamos que solo tomamos café una vez el día con el café estamos muy equivocados, el consumo de azúcar

La OMS recomienda tomar 25g de azúcar al día. Un 5% de la ingesta calórica total.

Con anterioridad a los últimos ensayos la recomendación de azúcar al día era de 50g, pero el creciente aumento de enfermedades como obesidad, hipertensión y diabetes en niños ha hecho que la OMS se replantee sus recomendaciones y baje drásticamente a 25g.
Pero, ¿a cuánto equivalen 25g de azúcar?. Para hacerlo más visual se usan los terrones de azúcar, 25g son 6 terrones de azúcar. Para seguir con el ejemplo un refresco de 33cl posee unos 20 terrones de azúcar. Detente y piensalo dos veces, ¿te tomarías 20 terrones de azúcar masticados?, pues eso es lo que haces cuando tomas un refresco azucarado.

El azúcar no tiene nutrientes y aporta calorías vacías

Como hemos dicho anteriormente si el organismo se alimenta de glucosa esta entra directa y rapidamente al torrente sanguineo para ir directa al corazón y cerebro porque es necesaria para la vida del ser humano. Nuestro cuerpo demanda nutrientes, proteínas, grasas, vitaminas y minerales, pero el azúcar solo contiene energía. El azúcar se descompone en nuestro tracto digestivo en glucosa y fructosa. La glucosa se puede sintetizar en nuestro organismo de forma natural extrayendola de diversos alimentos al sintetizar al azúcar natural. Pero ¿qué pasa cuando tomamos azúcar añadida, por ejemplo fructosa?. Cuando el cuerpo recibe fructosa la manda directamente al hígado el cual la procesa dificilmente al no ser algo natural elaborado en nuestro cuerpo. La fructosa no es necesaria para nuestro organismo y se acumula al no poder sintetizarse facilmente. Las frutas contienen fructosa de forma natural y en una mínima cantidad y esta se metalobiza en nuestro organismo en forma de glucógeno que se almacena en el hígado para posteriormente ser quemado durante un ejercicio. Cuando tenemos una gran cantidad de glucógeno en el hígado y seguimos aportanto en exceso azúcar se metaboliza en grasa además de tener el riesgo de sufrir hígado graso teniendo irreversibles daños. Además metabolizar azúcar en grasa nos hace elevar rapidamente el colesterol malo en sangre.

El azúcar causa resistencia a la insulina derivando en la diabetes

La insulina es una hormona de vital importancia para el funcionamiento de nuestro cuerpo y tiene dos funciones principales, permite que la glucosa entre en las células de la sangre y se encarga de eliminar quemando el exceso de glucosa.
La dieta es fundamental para evitar disfunciones metábolicas donde la insulina no ejerce su función y las células se vuelven resistentes a ella produciendo obesidad, enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2.

Varios estudios demuestran que el consumo excesivo de azúcar facilita la resistencia la insulina

Cuando nuestras células se vuelven resistentes a la insulina, el órgano del cuerpo dedicado a contrarrestar el glucosa, el páncreas, comienza a trabajar en exceso para eliminar la glucosa, pues de otro modo podríamos sufrir daños graves e irreparables. Si mantenemos este sobreesfuerzo para el páncreas mucho tiempo este se ve afectado y no puedo producir la cantidad de insulina necesaria por lo que viene la fatal diabetes tipo 2.
Otra de las conocidas funciones de la hormona de la insulina es la regulación del crecimiento y multiplicación de las células nocivas en nuestro organismo. Por este motivo se relaciona el azúcar con el cáncer, pues un aumento de los niveles de insulina altos y constantes contribuye al desarrollo del cáncer. Además el azúcar facilita la inflamación de los tejidos, otro típico factor determinante con el cáncer. Esto no quiere decir que por tomar azúcar vayas a tener cáncer, si no que tienes más papeletas si tu organismo es propenso a sufrirlo. Hay que llevar una dieta sana y un estilo de vida saludable.

Consumo de azúcar y obesidad

Como dijimos anteriormente el azúcar no tiene nutrientes y no aporta calórías. La fructosa no tiene reacción de saciedad en nuestro cerebro lo que quiere decir que podemos tomar todo el azúcar que deseeemos. A la larga nuestro cuerpo pedirá más azúcar y entraremos en un círculo del que será difícil salir. Existen numerosos estudios para detectar la adición al azúcar. En los últimos años ha habido un incremento de la obesidad en niños menores de 12 años. Su organismo está menos preparado a las secuelas de la ingesta de azúcares refinados no naturales lo que les expone hasta en un 60% más que un adulto a la obesidad. El azúcar tiene un efecto no deseado sobre la tensión arterial de nuestro organismo, siendo peor que la sal.

El azúcar es más adictiva que la cocaína

En Burdeos se hizo un estudio con ratas, las cuales estaban diariamente alimentadas diariamente con dosis de cocaína diluida. El animal cuando notaba la necesidad de la droga iba a su bebedero a suministrarse. La cocaína es una de las drogas más adictivas pero el sorprendente resultado del estudio arrojó que cuando a una rata le das la opción de por su cuenta beber azucar diluida en agua o cocaína, aún estando varias semanas anteriores drogada con cocaína, siempre iban a beber agua con azúcar. El azúcar es mas adictiva que la cocaína debido a la dopamina que promueve al ser ingerido. Esto da un efecto placentero al cerebro de igual forma que un estupefaciente.

Los problemas de un abuso del azúcar

La metabolización de la fructosa en el metabolismo puede aumentar la cantidad de triglicéridos, disminuir el colesterol bueno y aumentar el malo, incrementar la glucosa en sangre y los niveles de insulina, en un corto plazo de tiempo de tan solo diez semanas.

El azúcar en exceso es malo para tu cerebro pudiendo generar demencia por la existencia de una proteína en sangre beta-amiloide relacionada con el Alzheimer. También está relacionado con la bajada de defensas y aparición de bacterías en nuestro organismo. En la boca el exceso de ázucar hace la proliferación de bacterias y la aparición de caries. En el intestino se proliferan bacterías que afectan a nuestra flora y saluda instetinal. En resumen el exceso de ázucar puede hacernos contraer diabetes, hipertensión, arterioesclerosis, obesidad, cáncer, alzheimer, candidiasis, eczema,...

Los diferentes nombres del azúcar usados por la Industria

La mayoría de las veces no sabemos que estamos consumiendo azúcar bien porque pensamos que nuestro producto no tiene ázucar o por el ingrediente que no es familiar para nosotros. En diferentes estudios se vio que hasta la pasta de dientes lleva ázucar para endulzar su amargor. El ázucar tiene más de 40 nombres que se esconden en los ingredientes del producto. ¿Por qué hacen eso?. Porque es un truco para enmascarar el nombre de este dulce veneno para el cuerpo humano.

La Industria da la solución de los edulcorantes

El edulcorante más usado en la industria, la sacarina, tiene su base en compuestos como el tolueno, proveniente del petróleo y amoniaco. Es de los pocos productos en el mercado que contienen amoniaco y se usan para la alimentación. Existen más de 35 sustitivos del ázucar usados principalmente en productos light, pero los últimos estudios indican que es casi peor su uso que el propio ázucar. Solo se libra uno que proviene de una planta natural, la Stevia. Este producto el problema que tiene es que está muy sujero al marketing y realmente al procesarlo pierde toda su naturaleza llegando a nuestras manos con un muy bajo porcentaje de la planta.

Evitar el consumo de ázucar añadida

Os recomendamos leer bien las etiquetas pare evitar aquellos alimentos que de por si lleven azúcares añadidos. Hay zumos que además de la propia fructora de la fruta lleva ázucares añadidos mientra que otros de la misma materia no. Debemos pensar que aunque hemos acostumbrado a nuestro cuerpo a una ingesta alta de ázucar diaria no es necesaria y solo necesitamos una leve parte para vivir de una forma saludable

¿SABÍAS QUE...?

El origen del azúcar data de 5000 años en la India de donde luego pasó a China y a otros continentes. Los antiguos griegos y la Roma Imperial la llamaban como “miel de la India”. El origen de la palabra azúcar proviene del sánscrito: sakara = dulce. De ahí descienden del griego sakjaron y el árabe sukkar para finalmente derivar al término castellano utilizado a principios del siglo XIII.

La leche materna contiene lactosa, un disacárido con sabor y composición muy similar a la sacarosa o azúcar. Es el sabor más familiar para nosotros desde que nacemos y nos acompañará toda la vida.

El 80 por ciento de los azúcares que ingerimos de forma diaria lo hacemos sin saberlo introducidos en alimentos elaborados industrialmente.

Existen varios sustitutivos al azúcar, los llamados edulcorantes que pueden ser artificiales (sacarina) o naturales (stevia). Pero han sido muchos los estudios que ponen en el punto de mira al consumo de estos edulcorantes, asociándolos con cánceres y otro tipo de enfermedades. Existe un nuevo edulcorante que la FDA ha etiquetado de seguro, su nombre es la tagarosa. Es un edulcorante bajo en hidratos de carbono, tal y como la fructosa producida de forma natural, pero que se fabrica a partir de la lactosa de los productos lácteos.

El azúcar alimenta al cáncer, así dicta un estudio de la Universidad de Copenague donde dice que las células malignas rodeadas de células de azúcar se propagan con mayor facilidad.

Deja tu comentario